0 0
Read Time:1 Minute, 51 Second

Soy la voz de quienes reprochamos la incompetencia de los tomadores de decisiones de seguridad personal del gobierno del cambio

Jairo Libreros panelista Hora20 de Caracol Radio

#SoyLaVoz · La Luciérnaga · Caracol Radio · 17.05.2024

Hola, les habla Jairo Libreros, profesor de la Universidad Externado de Colombia, y soy la voz de quiénes reprochamos la incompetencia de los tomadores de decisiones de seguridad personal del autodenominado gobierno del cambio.

¡Cambio! ¿Cuál cambio? Para nadie era un secreto que un sector de la sociedad colombiana usa y abusa de los esquemas de protección del Estado como un mecanismo de asenso social. No se puede generalizar, pero en ese combo de arribistas entran políticos, empresarios, altos funcionarios, exservidores públicos, profesores, periodistas y líderes de los más variados matices. 

Y la dirección de la Unidad Nacional de Protección del gobierno del cambio no ha desmontado esos esquemas, y por ese motivo, y por su propia incompetencia, no protege a quiénes si tienen derecho a recibir seguridad por su nivel de riesgo excepcional derivado del grado de exposición social que asumen por los cargos públicos que desempeñan.

Por ejemplo, el caso del homicidio del coronel Élmer Fernández, director de la cárcel La Modelo de Bogotá. Ese pimponeo macabro de responsabilidades entre una solicitud de protección -cierta o inexistente- entre el director de Protección y el director nacional del INPEC es inaceptable. No era necesaria la solicitud ni el estudio técnico de seguridad para asignarle un esquema de protección: era evidente la presunción constitucional de riesgo extraordinario o extremo que afrontaba el coronel Fernandez como director de La Modelo, quien desde el día de su posesión tenía que estar protegido por un esquema de seguridad.

En conclusión, si el gobierno del presidente Gustavo Petro quiere ser considerado un gobierno del cambio, puede convertir esta tragedia en una oportunidad. Reestructure la Unidad Nacional de Protección y nombre como director a un petrista, pero que ese petrista sea competente; y liquide en términos administrativos el INPEC y a esos ochenta y dos sindicatos que se apropiaron de la vida, del cuerpo y del alma de la guardia penitenciaria.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Jairo Libreros
jairolibreros@icloud.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *